martes, 27 de enero de 2015

De regreso

Hoy revisando varias páginas de internet, y tratando de navegar en temas diferentes a las dos primeras entradas de este blogg, me he vuelto a encontrar,... si, y me vi leyendo mis mismas palabras escritas hace casi exactamente cinco años. Les voy a compartir algo especial. Cuando decidí crear este blogg, me encontraba atravesando por una etapa muy difícil de mi vida y quería compartir con otras personas aquellas ideas que surgían de mis reflexiones y sobre todo perennizar algunas de las enseñanzas que les daría a mis hijos. Cinco años después, luego de atravesar dificultades económicas, falta de empleo,el fallecimiento de mi Madre y un Hermano, pero también momentos llenos de bendiciones y triunfos los cuales agradezco infinitamente a Dios. Hoy que he recuperado este blogg y descubro que fue leído por algunas personas me siento satisfecho porque sé que algún bien pude hacerle a alguien, espero poder llegar a muchas otras personas, y quienes encuentren algún contenido de valor en estas páginas lo compartan y difundan. Espero contar además con sus comentarios, aportes y experiencias. Un abrazo

martes, 26 de enero de 2010

El tiempo pasa y no regresa

Algo vital que debemos entender los seres humanos, es que hasta las grandes construcciones del pasado que maravillaron y siguen maravillando a través de sus ruinas tuvieron su tiempo. Ahora, ya no existen o existen en parte.

Las personas tenemos un promedio de vida de 75 años o menos según el tipo de vida que llevemos, así que mientras más pronto entendamos que no somos eternos, más rápido empezaremos a valorarla. No es mi intención inducirlos a pensar en la cercanía de la muerte u otras fatalidades, pero, se trata de que apreciemos la vida tal como es, la valoremos y que hagamos nuestro mejor esfuerzo en mejorarla tanto como nos sea posible, desde el principio en el caso de los niños y adolescentes o inmediatamente tanto usted como yo que tenemos ya nuestros años.

He escrito este tema para los(as) adolescentes (soy optimista en pensar que leerán esto) y a ellos les digo con la mayor sinceridad del mundo “aprovechen esta etapa”, vívanla….. pero vívanla bien; ¿no me explico claramente?...

Martín Valverde en la reflexión de su canción TEN CALMA (te recomiendo que la escuches) decía “Vive tú momento, este momento, no tienes otro”…. Yo te digo muy convencido en este instante “sé un adolescente y siéntete orgulloso de serlo”, porque ahora mismo te aseguro que muchos adultos quisieran volver a vivir esta etapa tan maravillosa, quizá para hacer las mismas cosas que hicieron y otros para no hacerlas o corregir errores que quizá les ha costado su felicidad de por vida o les está costando su misma vida.

¡Vive bien!, una persona vive bien cuando hace lo que sabe que es correcto y su conciencia está tranquila por ello. En el caso de los chicos y chicas, vivir bien es sinónimo de hacer lo necesario para ser mejores cada día, y lo describo en los siguientes puntos:

Cuida tu salud
Esto no solo es trabajo de tus padres, lo es también para ti y es tu obligación. Tu salud y tu integridad son el tesoro más grande que posees, aunque creas que tienes muchas carencias o necesidades, siéntete afortunado y bendecido de ser una persona sana y si no lo estás pide ayuda, permíteles a tus padres o tutores ayudarte. Si te sientes mal, dilo; cuanto más pronto busques ayuda mucho mejor. Algunas claves que te pueden ayudar y que ampliaré más adelante:

• Aliméntate correctamente.
• Practica deportes.
• Cuida tu higiene y presentación personal.
• Piensa positivamente (salud mental).

Agrego algo por lo que seguramente me criticarán la mayoría de los lectores, sobre todo los más jóvenes creerán que me volví un loco rematado; quizá uno que otro de mi generación en adelante estará de acuerdo.

• Posterga todo lo que te sea posible el inicio de tu primera relación sexual o de la siguiente, si ya la(s) tuviste.

¿Por qué?, por ahora no voy a extenderme en el tema, pero si a alguien que vaya a ser papá o mamá prematuro(a) o en el peor de los casos sea VIH positivo, le preguntaras ¿Cuál sería tu decisión ahora si tuvieras la oportunidad de regresar el tiempo al instante en que debiste decidir tener relaciones sexuales o no?; seguramente te respondería que hubiera preferido no hacerlo.

Respétate
Va de la mano con quererse y valorarse; el respeto es un valor implícito en las personas, pero así como existen personas buenas también existen personas regulares y malas, por lo que tendrás que aprender a lidiar también con aquellas.
Pero quizá el mayor reto será lidiar contigo mismo(a), fíjate límites en las cosas que muy dentro de ti sabes que no son correctas, por muy interesantes o exitantes que parezcan tendrás que aprender a decir ¡no!, solo dilo, es tu decisión y de nadie más… recuerda que si sales lastimado(a) o te llegas a enfrentar a dificultades graves como consecuencia de una decisión equivocada, quienes te incitaron a hacer algo malo no estarán allí para apoyarte.
¿Sabes quienes sí estarán aunque con el corazón destrozado?... ¡exacto!... en primer lugar Dios (infaltable), tus padres, otros familiares y los amigos de verdad, aquellos que no solo te hicieron reír con bromas o mentiras sino que además te hicieron llorar con verdades tratando de hacerte recapacitar.

Así que escucha la voz de tu conciencia, es el mismo Dios previniéndote y guiándote, solo debes darle la oportunidad de hablarte a través de esa sensación especial de saber muy dentro de ti que algo no está bien.

Acéptate
Para empezar, tal como eres…. eres único(a) los estereotipos del o de la más popular, atractiva(o), etc… son solo eso, el secreto de sentirte bien contigo mismo y que los demás te valoren es la actitud que proyectas. Tu imagen se puede mejorar ya sea con ejercicios, alimentación sana, ir al médico si lo necesitas, renovar tu vestuario, etc.

Pero recuerda que eres una persona con algo especial dentro de sí, tienes una cualidad que otros no tienen, estás en este mundo por una razón muy importante y debes empezar descubrirlo ahora.

Respeta a los demás
Frases como “No hagas a otros lo que no quieres que te hagan a ti” o “trata a los demás como quieres que te traten a ti” pueden parecer trilladas, pero es la mejor ilustración de lo que significa la palabra respeto.
En especial respeta a quienes son diferentes, porque es muy fácil aceptar a quienes piensan o son como nosotros pero es muy difícil y a la vez loable hacerlo con quienes no.

En especial respeta a tus padres, escúchalos, ámalos. Ellos tomaron la decisión más importante de su vida y de la tuya… ¡tenerte! y no importa si estabas en el plan o no, te tuvieron y eso es lo que debe importarte. En el mundo cada año son millares los niños que no llegan a nacer a causa de la práctica del aborto.

Este es el momento de ordenar estas pocas ideas y ponerlas en práctica…. ¡Ánimo! ¡Hazlo desde ahora!... recuerda que el tiempo pasa y no regresa. Si quizá se me escapó un tema en especial por tratar, házmelo saber, te lo agradeceré.

lunes, 18 de enero de 2010

Seremos exactamente aquello que decidamos ser

Cuando eramos bebés nuestros padres o tutores decidian por nosotros basados en nuestras necesidades, es más, tenían que hacerlo.... por obvias razones que tienen que ver con nuestra supervivencia, por ejemplo: cuando alimentarnos, asearnos, llevarnos al médico, etc.

Ya siendo niños nos permiten tomar ciertas decisiones en cosas que nos afectarán a muy corto plazo, en asunto como: Que y con quien jugar, si mirar pokemon o barney en la tele y de vez en cuando qué golosinas se nos antojaba que nos compren.

Conforme vamos creciendo las decisiones que podemos y debemos tomar van adquiriendo una trascendencia progresiva en lo que queremos que nuestra vida sea, recordemos que cuando nos preguntaban ¿Que quieres ser cuando seas grande?, algunos decíamos "yo quiero ser doctor", "quiero ser cantante", "quiero ser policia", "quiero ser maestra", etc. Aquellas respuestas eran un reflejo de lo que para nosotros significaba "ser algo", "ser alguien" o "ser como alguien".

Esto es facil entenderlo cuando vemos a un grupo de niños interpretar en sus juegos un determinado rol o personaje, por ejemplo si juegan fútbol alguien querrá ser como Messi o Cristiano Ronaldo.

Las destrezas que los niños manifiestan durante sus actividades recreativas no deberían pasar desapercibidas por sus padres ya que esto les ayudará a ellos y estos a su vez a sus hijos a descubrir su verdadera vocación.

Ojo papás, que cuando digo ayudar, estoy diciendo exactamente eso; aunque nos duela y terminemos dándonos contra el piso, como les sucede a ciertos padres cuando se lamentan "pensé que querrías ser abogado como lo somos tu abuelo y yo, pero no... quieres ser un músico...", ah por cierto yo soy músico asi que no es nada personal.

Esta es una de las razones por las que los adolescentes llegan a atravesar lo que se conoce como "crisis", quizá los chicos y chicas de un momento a otro se sienten deprimidos, no entienden aún cual es es sentido de su vida y no saben que quieren hacer con ella; no voy a profundizar mucho en el tema, pero esto provoca estrés en ellos porque quisieran complacer a los padres o inconcientemente llegan a tener miedo de lo que el futuro les depara y no saben si podrán manejarlo.

Para entenderlo mejor, esa situación es cómo conducir un auto sin saber a donde queremos ir (metas) o no saber cual es el camino, para eso necesitaríamos haber hecho el recorrido antes (los padres) y/o contar con un mapa o plan de viaje(proyecto de vida) que nos permita saber como llegar a nuestro destino (objetivos y metas). En este caso el trabajo de papá y mamá consiste en enseñarle a conducir su vida al hijo, formándolo a través de valores que con el tiempo llegarán a ser virtudes.

En el Catecismo de la Iglesia Católica, el N° 1803; 1804; 1833 al 1844, indica a profundidad el tema de las virtudes, de lo cual menciono lo más significativo:
•<…La virtud es una disposición habitual y firme a hacer el bien. Permite a la persona no solo realizar actos buenos, sino dar lo mejor de sí misma, es decir, la persona virtuosa tiende hacia el bien, lo busca y lo elige a través acciones concretas de la vida diaria.
•(…) Las virtudes morales se adquieren mediante las fuerzas humanas. Las mismas crecen mediante la educación, mediante actos deliberados y con el esfuerzo perseverante.
•(…) Las virtudes humanas son actitudes firmes, disposiciones estables, perfecciones habituales del entendimiento y de la voluntad que regulan nuestros actos, ordenan nuestras pasiones y guían nuestra conducta según la razón y la fe.
•Las virtudes humanas pueden agruparse en torno a cuatro virtudes cardinales: prudencia, justicia, fortaleza y templanza.
•(…) Las virtudes teologales se refieren directamente a Dios. Además fundan, animan, y caracterizan el obrar cristiano; informan y vivifican todas las virtudes morales; corresponden a las mismas: Fe, Esperanza y Caridad.

Entonces nosotros los padres estaremos cumpliendo con nuesto deber de formar y educar a nuestros hijos para la vida, es decir para que sean útiles a sí mismos y para la sociedad... este tema lo abordaré más adelante.